Biografía

image image

Datos biográficos de Hristo Shopov

image

***  HRISTO SHOPOV - TEATRO - GIRA NACIONAL - POR PRIMERA VEZ EN VUESTRA CIUDAD ***

Hristo Naumov Shopov nació en la ciudad de Sofia (Bulgaria) el 4 de enero de 1964.

Pertenece a una familia en la que, desde generaciones, se ha forjado una verdadera dinastía de actores. Su padre, recientemente fallecido, era el muy respetado y conocido actor búlgaro Naum Shopov, que protagonizó un gran número de películas y obras de teatro. Su madre, Nevena Simeonova, al igual que su hermana, Liza Shopova, también es actriz. Su abuelo fundó el teatro de Stara Zagora y su abuela, Mara, era una actriz renombrada. La esposa de Hristo, Mariana Stanisheva, además de haber mostrado sus aptitudes en el cine, es directora de casting.

Con este ambiente y tradición familiar por el mundo de la interpretación y del espectáculo, Hristo Shopov estudió artes dramáticas y escénicas en la prestigiosa Academia Nacional de Teatro y Cinematografía de Sofia "Krastyo Sarafov" (НАТФИЗ).

Con tan sólo 17 años, en 1981, debuta en el cine con ¡Respira, muchacho!, estando acompañado en el reparto por su madre.

Aún siendo estudiante, por tanto, realiza sus primeras incursiones en el universo interpretativo y comienza a dejar constancia de su talento a través de las representaciones en el Teatro "Sofia" y primeros pasos en el cine; es el caso del film Para la señorita y su compañía masculina (1983), expresión de la buena aceptación que estaba destinado a alcanzar, en un futuro cercano, como actor profesional.

En 1988, mientras estaba en cuarto curso, Ivan Andonov –director de cine con el que volverá a trabajar posteriormente- le selecciona entre un nutrido casting de jóvenes actores para protagonizar una película que se ha convertido con el paso de los años en una obra de verdadero culto en Bulgaria: Ayer.

En Ayer, mediante una valiente y original interpretación, inmortaliza al joven Iván, un alumno rebelde y noble; un personaje de la cinematografía búlgara de los que dejan huella.

image

A partir de ese momento pasa a ser uno de los actores más conocidos en Bulgaria y tiene la suerte de protagonizar películas como Margarit y Margarita, Juegos indios, El verano de amor de un loco, Los ojos lloran de diferente manera, etc. La mayoría de ellas fueron grandes éxitos reconocidos con premios y han quedado como obras inolvidables en la historia del cine del país balcánico.

Durante esta época, Hristo Shopov continúa asentando su sólida formación como actor gracias al laborioso trabajo en directo que caracteriza a las representaciones teatrales. Así, participa, entre otras, en obras como Salto a la cama -Скок в леглото- (1992) o Contrato -Контракт- (1992), en esta última junto a su padre.

En la trayectoria de Hristo Shopov, la década de los noventa es sinónimo de un nutrido número de trabajos para cine y televisión de sello nacional (Círculo, La noche de las “samodivi”, Tráfico…), muchas veces como protagonista. Como dato significativo, es también en esta época cuando se empieza a oír su nombre entre los de los actores europeos que trabajan en producciones internacionales (Berlin 39, Annata di pregio, El regreso de Don Quijote). Al principio, estas apariciones más allá de las pantallas búlgaras son esporádicas, mas, con el advenimiento del siglo XXI, su presencia en películas americanas o de otros países europeos puede calificarse como habitual (La Zona Gris, Death, Deceit & Destiny Aboard the Orient Express, Marines, Target of Opportunity, La fuerza del valor, etc…). Aunque pudiera pensarse lo contrario, estas nuevas expectativas de trabajo que llegan desde más allá de las fronteras de su país no significan una renuncia a sus intervenciones, siempre caracterizadas por su versatilidad interpretativa, en producciones búlgaras. En este sentido, se encuentran títulos como La Navidad es posible (2001- por su actuación en este film recibió el Premio de la Unión de Artistas Búlgaros, en la edición número XXVI del Festival Internacional de Cine Zlatna Rakla), Las cosas más importantes (2001), Sígueme (2003), o La Gloria de Bulgaria (2003).

Si hubiese que elegir algún momento en el tiempo especialmente determinante para la carrera de Hristo, sin ninguna duda tendríamos que fijarnos en el año 2003, fecha en la que le llega una gran oportunidad cuando el director Mel Gibson le escoge para que encarne a Poncio Pilato en la famosísima La Pasión de Cristo.

image
Desde ese instante pasa de ser un actor famoso con rostro conocido, especialmente a nivel búlgaro y europeo, a convertirse en un actor reconocido en todo el mundo. En La Pasión de Cristo realiza una interpretación magistral dando vida a aquel prefecto romano que fue obligado a condenar a Jesús. Es prueba de esta gran interpretación que en la edición de 2004 del Festival de cine de Irkutsk (Siberia) sea premiado con el Golden Knight, como Mejor Actor por su trabajo encarnando a Pilato.

A estas alturas, ya nadie duda de la capacidad de Hristo Shopov para enfrentarse victoriosamente a cualquier tipo de interpretación que se le encomiende: Sea héroe o villano, en drama, comedia o acción… su solvencia ante la cámara queda garantizada.

Durante estos últimos años ha protagonizado grandes producciones –buena parte europeas- de gran éxito para televisión y para cine: Barbarroja; la galardonada Love.net –éxito de taquilla del 2011-; Operación "shmenti kapeli"; El general della Rovere; Barrabás; El expediente Petrov; etc.

Por su actuación como el doctor Philip Bogatev en Love.net Hristo Shopov es galardonado (15.05.2012) con el premio al Mejor Actor en el South–East European Film Festival.

En 2103 dota de profunda personalidad a dos personajes que cautivan al espectador de la pequeña pantalla desde el primer momento: Pavel Troyanov en El cuarto poder, jefe de los servicios secretos en una serie novedosa repleta de intrigas que desarrolla las complejas relaciones entre los servicios de espionaje gubernamentales, la política y los medios de comunicación. Y en la aclamada El árbol de la vida (su excelente acogida entre la audiencia da lugar a una segunda parte) da vida al inolvidable oficial del ejército búlgaro Jordan Velchev, un auténtico patriota e idealista cuya vida se desenvuelve en una época especial como es la Declaración de Independencia de su país en 1908. Un personaje realmente querido por el espectador.

2014 es el año en que los amantes del teatro ven premiada su espera para ver a Hristo en un escenario ante el público. El actor, entre rodaje y rodaje, tras un amplio período de tiempo ausente de las salas de teatro regresa a ellas para interpretar en la conocida obra de Jeremy Bixby El hombre de la tierra a su protagonista: el misterioso profesor de universidad John Oldman.

image

Ya en 2016, con Stand by Hristo Shopov se sitúa detrás de la cámara por primera vez en el rodaje de un film con el objetivo de dirigir y producir esta película en forma de documental. En Stand by nos encontramos ante una película dedicada a un deporte no demasiado conocido como es el IPSC (International Practical Shooting Confederation), en la que Hristo, en unos 30 minutos, acerca al espectador a una modalidad deportiva de tiro basada en la precisión, potencia y velocidad. En Bulgaria adopta el nombre de “Dinamichna Strelba”. Con este documental, sin duda, el espectador consigue hacerse una idea bastante cercana a esta modalidad deportiva basada en la disciplina y el respeto hacia las armas, fundamentada ante todo en la seguridad en el uso del arma, la responsabilidad del practicante y el destierro de la idea que asocia la agresividad con las armas.

También en 2016 se estrena la pieza teatral El próximo año, a la misma hora, obra escrita por Bernard Slade que supuso un enorme éxito en Broadway en su tiempo. Sus dos protagonistas, Hristo Shopov (en el papel de George) y la actriz Lilia Maravilia (como Doris) durante casi dos horas consiguen exitosamente emocionar al público en un espectáculo cautivador, apelando a sentimientos como el humor, la ternura, la ironía, la ira, la fuerza o la debilidad del ser humano.

El aplauso y cariño del público en cada una de las representaciones aporta el estímulo suficiente para que el actor realice una Gira Nacional que en 2016 llega a 18 ciudades de Bulgaria. Esta Gira Nacional también incorpora 3 ciudades para escenificar la obra El hombre de la tierra, con la que desde 2014 se puede ver a Hristo en Sofia en la escena teatral, como anteriormente se indicó.

Durante 2017 los espectadores también tendrán la oportunidad de disfrutar en directo, pisando los escenarios, las interpretaciones de Hristo Shopov y sus colegas con las obras El próximo año, a la misma hora y El hombre de la tierra. A estas obras hay que sumar el impresionante espetáculo "Todo o Nada", estrenado en abril de este año. Es una pieza teatral inspirada en el tema del amor y la amistad, repleta de diálogos cómicos, aunque también con dramáticas revelaciones de las que brotan emociones, momentos originales y encantadores. Todo o nada es escrita y dirigida por Liza Shopova especialmente para Hristo y las dos actices que le acompañan (Lilia Maravilia e Irini Jambonas).

En definitiva, más de setenta películas en un exitoso historial profesional, hasta el momento, es el resultado de algo más de veinticinco años de carrera como actor de Hristo Shopov. Todo esto sin mencionar los trabajos propios para el teatro y otras áreas culturales.

El éxito de un actor no viene marcado exclusivamente por su talento y la suerte. Rotundamente no. Hace falta valentía, espíritu luchador, instinto para aprovechar las oportunidades, paciencia para aguardar al momento apropiado, sacrificio, carácter ante las adversidades, destreza para estar en el sitio propicio en el momento adecuado y, cómo no, constancia.

Hristo Shopov ha sabido reunir inteligentemente cada uno de estos elementos y liderarlos con su talento para alzarse, con justicia, como uno de los actores más prestigiosos que actualmente tenemos en Europa.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL PROGRAMA DE REPRESENTACIONES A NIVEL NACIONAL DE LAS OBRAS DE TEATRO "TODO O NADA" Y "EL PRÓXIMO AÑO A LA MISMA HORA” AQUÍ:
- HRISTO SHOPOV - TEATRO - GIRA NACIONAL - POR PRIMERA VEZ EN VUESTRA CIUDAD