Filmografía

image image

EL GENERAL DE LA ROVERE

(Hristo Shopov es el coronel Müller)

Image


TÍTULO ORIGINAL: Il generale della Rovere.

Image AÑO: 2011.

DIRECCIÓN: Carlo Carlei.

REPARTO PRINCIPAL: Pierfrancesco Favino, Hristo Shopov, Raffaella Rea, Andrea Tidona, Michele Nani, Matt Patresi, Mariana Stanisheva, Alexandra Dinu, Valentin Ganev, Teodora Duhovnikova, Julian Vergov, Kamen Ivanov y Valentina Kamenov.

PRODUCCIÓN: Andrea Rizzoli Jr., Angelo Rizzoli Jr. y Francesca Cingolani.

GUIÓN: Massimo De Rita y Simone De Rita.

MÚSICA: Vito Abbonato y Andrea Ridolfi.

DURACIÓN: 200 minutos (2 partes).

NACIONALIDAD: Italia.

GÉNERO: Drama.

SINOPSIS:

Image

Giovanni Bertone es un educado y refinado embaucador, mujeriego y jugador empedernido cuya vida, en plena Segunda Guerra Mundial, transcurre entre estafas y engaños. No siente el mínimo escrúpulo cuando ve la posibilidad de obtener alguna ganancia, y la moral no es precisamente su freno cuando ve la posibilidad de hacer dinero.

Nos encontramos en una Génova devastada por la guerra en 1944. La Segunda Guerra Mundial ha entrado ya en su cuarto año. Los aliados han desembarcado en el sur de Italia, pero el norte aún se encuentra bajo el control fascista gracias al ejército alemán, que controla y defiende palmo a palmo el territorio. Es el ejército alemán el que verdaderamente soporta y ejerce el poder en Italia, pues los fascistas no son capaces de hacerlo. Los italianos no desean combatir por algo en lo que ya no creen y son arrestados por ello.

En este ambiente, los hombres del coronel de las SS Müller (Hristo Shopov) tienen la orden de capturar vivo a un general enviado por los aliados para coordinar los planes de la resistencia partisana en el norte de Italia y asumir el mando de la misma, el general Fortebraccio Della Rovere, pero accidentalmente lo matan, perdiendo así los nazis la oportunidad de sacarle información valiosa sobre las actividades de la resistencia. ImageSin embargo, Müller decide mantener en rotundo secreto la noticia de la muerte de Della Rovere.

Bertone, aprovechando el desorden en el que se sumerge día a día el país, hace creer a sus vecinos que tiene amigos en las altas esferas; ajeno a cuestiones políticas, juega con la desesperación de quienes tienen preso algún familiar o ser querido y se presenta como el mediador ideal que a cambio de importantes sumas de dinero puede lograr la ansiada libertad, impedir la temida deportación a Alemania o evitar el fusilamiento. Su gran improvisación y teatralidad lo convierten en el perfecto embaucador que no puede remediar apostarse el proverbial dinero en el juego, una vez tras otra.

Un día, a propósito de una de sus extorsiones es denunciado por una de sus víctimas y, siendo arrestado, acaba frente al coronel Müller.

En el interrogatorio que lleva a cabo Müller Bertone intenta justificar sus miserables sobornos y fraudes, pero sus disculpas no pueden hacerle escapar de la condena a trabajos forzados e incluso del fusilamiento. ImageSin embargo, Müller, impresionado por la capacidad de Bertone de mentir, ve la posibilidad de dar utilidad a sus dotes de comediante y le propone un pacto: Bertone deberá hacerse pasar por el verdadero General de la Rovere y, una vez encarcelado, obtener la vital información sobre las actividades de la Resistencia para transmitírselas al coronel Müller. A cambio, obtendrá la libertad.

Sin posibilidad de elección, Bertone acepta el pacto y es enviado a la prisión de San Vittore en donde comienza a encarnar a de la Rovere.

Ya como un prisionero más, escapar de la atenta vigilancia que ejercen sobre él las SS, ganarse la confianza de sus compañeros detenidos sin cometer ningún error, así como evadir a los prisioneros que pudieran conocer al verdadero de la Rovere son los retos a los que debe enfentarse.

Bertone entonces comprende los altos riesgos de su misión: si no colabora con Müller le fusilarán; si se ve descubierto en su identidad por los otros encarcelados será tenido por espía y sus “compañeros” le aplicarán la pena para estos casos: la muerte. Image

Entre los horrores de la cárcel la ficción se confundirá con la realidad y los valores olvidados tanto tiempo atrás se harán dueños de el General de la Rovere.

* NOTA: La historia de este film está basada en una historia real que adquirió la forma de relato por obra de Indro Montanelli, un periodista emblemático del siglo XX.

El general de la Rovere es una de esas películas que profundizan como pocas en el conocimiento del comportamiento del hombre, y lo hace dentro de un escenario como la guerra, en el que los seres humanos revelan su verdadera condición cuando son puestos ante el reto último y capital de la supervivencia.

No son los de guerra tiempos propicios para que se impongan los valores morales. Son, por contra, tiempos en los que la lógica queda a un lado aplastada por los intereses de supervivencia personal, por la hegemonía del “salve quien pueda, la vida” como lema vital. ImageSin embargo, existe la posibilidad de que un ser pequeño, el día menos pensado, lleve a cabo un gesto grandioso, un acto verdaderamente heroico (épico, si se quiere). Y este es el tema fundamental de El general de la Rovere.

El mensaje final a través de la bella parábola que nos transmite la historia destila una tremenda humanidad que realmente cala en el espectador, a la vez que consigue emocionar con un desenlace brillantemente filmado y tremendamente emotivo.

Pero hay algo más. Para los personajes de la película, dotados de una fuerte identidad, parece haber una clara diferenciación entre el bien y el mal. En esa guerra está perfectamente definido, y es eso lo que por ejemplo se reconoce expresamente en las palabras finales del coronel Müller, interpretado -“espléndidamente” en palabras de la crítica-, por un Hristo Shopov que lo presenta como un nazi muy distinto a los que el cine nos tiene acostumbrados a ver, como una persona que intenta minimizar el sufrimiento de la población civil pareciendo más humano que Imageotros oficiales nazis pero sin dejar de serlo; o en el comportamiento del humilde barbero de la prisión, al que le da valor y coraje saber que está luchando por un mundo mejor.

La película goza de grandes momentos de acción, tensión y suspense, y va creciendo en interés y dramatismo hasta el desenlace. A esto hay que añadir varias escenas extraordinas: Cuando Bertone entra por primera vez en su celda y comienza a leer lo que sobre sus paredes han dejado grabado sus últimos ocupantes, antes de ser fusilados. El bombardeo seguido desde el interior de la prisión de San Vittore que siembra el miedo y el desconcierto (Bertone se mete tanto en el papel de General de la Rovere que arenga a los demás presos “¡demostrad a esos canallas que no tenéis miedo a la muerte…!”, a pesar de temblar él mismo de miedo). O el momento en que el coronel Müller le intima a revelar la identidad del lider de la resistencia, y Bertone, totalmente imbuido de su papel, le escribe una breve carta a la verdadera esposa del General.


ENLACES DE INTERÉS:

VÍDEO:


EL GENERAL DEL LA ROVERE - El coronel Müller

EL GENERAL DEL LA ROVERE - Tráiler oficial 1

EL GENERAL DEL LA ROVERE - Tráiler oficial 2